Ordenamiento y Catastro, los responsables de los temas territoriales del nuevo Código Civil


Organizada por el Ministerio de Tierras, Ambiente y Recursos Naturales se llevó a cabo la primera de una serie de jornadas destinadas a difundir las implicancias y el alcance del Código Civil y Comercial de la Nación -recientemente puesto en vigencia- en lo referente a asuntos territoriales como el hábitat, la producción y el ordenamiento en nuestra provincia. Esta iniciativa surgió a instancias de una propuesta acordada en el seno de la 15ª sesión del Consejo Provincial de Ordenamiento Territorial que se realizó el 26 de agosto.

Integraron la mesa de autoridades, el ministro Guillermo Elizalde; la presidenta de la Agencia Provincial de Ordenamiento Territorial, Sonia Romero; la directora del Registro de la Propiedad de Mendoza, Paula Alfonso y el director de Catastro, Gustavo Cruz.

En la apertura del evento, el ministro expresó: “Esta iniciativa es una oportunidad para reflexionar y pensar cómo democratizar el acceso a la tierra, potenciar la visión social sobre la tierra o de la regularización dominial.” Asimismo remarcó el fuerte compromiso tanto de la Agencia de Ordenamiento Territorial como el Consejo Provincial de Ordenamiento Territorial que impulsaron o avalaron esta instancia. “Creemos que con este nuevo código se plasma un salto cualitativo respecto a las acciones de las políticas públicas consolidando el objetivo de democratizar los temas territoriales. Y quiero traer a esta jornada inicial las palabras de la doctora Aída Kemelmajer –una de las mentoras de este nuevo código- que dijo que se buscó lograr un instrumento jurídico asequible para la sociedad y la vida del vecino”.

En la primera de las exposiciones, a cargo de la doctora Paula Alfonso explicó el espíritu general de este nuevo Código 26.994 –cuyos principales autores fueron el doctor Lorenzetti, la doctora Kemelmajer y la doctora Highton- y sus más destacadas diferencias con el Código Civil de Dalmasio V. Sarsfield, que venía rigiendo desde 1871. Asimismo se refirió a los aspectos específicos del código respecto a uno de los temas territoriales más importantes como los conjuntos inmobiliarios.

Alfonso se refirió al nuevo código civil como muy respetuoso de las autonomías provinciales y municipales, y recalcó: “en cuanto al marco legal aplicable en el nuevo código se respeta todo lo relativo al Ordenamiento Territorial que deben regular las provincias y los Municipios”. Y agregó, “Tenemos pendiente la aprobación de nuestro Plan de Ordenamiento Territorial, lo necesitamos el porque va a ser el marco, el contexto en el que tenemos que trabajar”.

Posteriormente Gustavo Cruz se refirió a cómo el organismo comenzará a adecuar su reglamentación a esta nueva normativa pero tomando en consideración el aporte de la Agencia Provincial de Ordenamiento Territorial y el trabajo conjunto con los municipios. Luego un abogado de la Dirección de Catastro sintetizó un análisis de este nuevo código que efectuó con el Colegio de Arquitectos de Mendoza, la Universidad Juan A. Maza, el Colegio de Escribanos, Direcciones de Catastro de otras provincias, entre otros organismos.

El arquitecto Cruz destacó: “Tenemos un desafío por delante donde debemos seguir trabajando en conjunto y estoy muy satisfecho con la reunión de hoy ya que están los Municipios, la Agencia de Ordenamiento Territorial, el Registro de la Propiedad y nosotros de ATM, que creo que son los pilares para trabajar en el Ordenamiento Territorial”.

Como cierre de la jornada se abrió una ronda de preguntas a los especialistas entre todos los presentes: especialistas vinculados a instituciones provinciales, municipales, cámaras profesionales, referentes de mesas de tierras y otras organizaciones de la sociedad civil.

Este ciclo está previsto hasta el mes de diciembre con variadas modalidades como exposiciones, charla-debate y talleres. Contará con la presencia de expertos locales, nacionales y del exterior. Uno de los principales objetivos de estas jornadas es posibilitar un conocimiento más preciso sobre los alcances socio-económicos y de sectores profesionales específicos -catastrales, notariales y registrales- del nuevo Código, además de reflexionar y debatir sobre la consonancia del mismo a la normativa vigente en la Provincia y a la realidad local.