Ordenamiento Territorial del perilago del Carrizal


Estas reuniones -que se llevan a cabo los lunes a partir del 1º de junio de 2015- se realizarán en el marco del proyecto de recrecimiento del dique carrizal propuesto por el DGI –denominado Plan de Acción para la Recuperación de la Vida Útil del Embalse El Carrizal (PARVUC)- ante la necesidad de encontrar una alternativa viable para ampliar la vida útil del embalse que desde hace mucho tiempo viene presentando serios inconvenientes con su cota actual de 785 m.

La obra y su influencia en el territorio

La propuesta del organismo del agua – que atravesó procedimientos de Impacto Ambiental y Audiencia Pública- es elevar su cota base a 787,5 m., vale decir 1,5 m. respecto a la actual. A tal efecto, se efectuará obras complementarias para minimizar los posibles daños por el crecimiento de la cota y por su parte la Agencia –junto a los organismos con competencia-, efectuará la planificación del perilago de acuerdo a la nueva línea de ribera.

Como la solución propuesta por el organismo del agua plantea una amplia cadena de consecuencias que comprende múltiples temáticas a tener en cuenta, el DGI se está reuniendo sistemáticamente con todos los organismos involucrados. En este sentido se están analizando problemáticas tan variadas como la contaminación y saneamiento del agua embalsada, el proceso de embanque de los sedimentos hasta todo lo relacionado al entorno. Respecto a esto último, se están tratando cuestiones como la reforestación; las áreas de uso turístico que fluctuarán; la preservación de las tierras productivas que dependen de su riego –actualmente cubre 75.000 ha de riego-; la accesibilidad, ya que varios tramos de caminos quedarán cubiertos por la nueva cota; el uso público del perilago en tierras fiscales; entre otras.

El enfoque y metodología de la APOT

A lo largo de la serie de reuniones en las que ha intervenido, la APOT ha venido ampliando el enfoque con que estima debe ser abordado el tema, más allá de la obra en sí con todos los ribetes ingenieriles encarados técnicamente por el DGI, como el gran muro aliviador propuesto y las tareas complementarias para los clubes ribereños afectados, como muros protectores, terraplenes y escolleras.

La Agencia tendrá en cuenta la globalidad de los temas inicialmente enumerados a la hora de efectuar una propuesta de planificación del perilago a partir de una visión más amplia, una perspectiva territorial que parte del análisis de toda la cuenca del río Tunuyán. Ésto, con una metodología más avanzada de Planificación por Escenarios que hoy está siendo aplicada por el Departamento General de Irrigación a través de la Red Integral de Gestión del Agua (RIGA) en sus estudios de la cuenca del Río Tunuyán. Dicha metodología plantea objetivos a corto, mediano y largo plazo y a ir observando la evolución que va tomando el devenir temporal en todas las variables a tener en cuenta en el problema de estudio. De acuerdo al transcurso de los acontecimientos se van descartando los escenarios y se continúa con aquellos que sí van confirmándose en las previsiones.

Durante el transcurso de las reuniones, por ejemplo, el lunes 15 de junio, técnicos del Plan de Acción para la Recuperación de la Vida Útil del Embalse El Carrizal (PARVUC) expusieron –a solicitud de la Agencia- los pormenores técnicos de la obra para evaluar cómo estuvo tenido en cuenta el comportamiento de la cuenca, tanto por los comportamientos pluvio-aluvionales del Tunuyán superior con el arrastre de sedimentos al embalse como del Tunuyán inferior, como aguas abajo del Carrizal. También se analizaron en dicho encuentro los factores de riesgo natural que afectan a la cuenca alta del mencionado río. En este sentido, desde el DGI se explicaron las extremas previsiones que se tuvieron en cuenta para encarar esta obra en eventos de extraordinaria magnitud.