Entrevista a Omar Cardona, especialista colombiano en Evaluación Probabilista de Amenaza y Riesgo.


Nosotros somos un grupo académico-técnico que está al frente de este proyecto con la información que se ha suministrado de parte de las entidades nacionales, del gobierno argentino y obviamente de los casos provinciales en donde cada ministerio, cada universidad han jugado un papel muy importante y ya estamos terminando. Nos falta poco para concluir este proyecto que realmente es un punto de partida en el sentido de que es una primera visión, una primera imagen de estos problemas de riesgo o que existen en el país y en las provincias. Dejamos un trabajo que se puede continuar, refinar, se puede fortalecer y que así esperamos que va a ser en el futuro sobre todo el papel que tiene  las universidades como respaldo y alma técnica de la toma de decisiones a nivel provincial.

 

¿Por qué se elige a Mendoza en este Proyecto?

 

Básicamente había ya una experiencia previa, un gran trabajo que se ha desarrollado en estos temas en Mendoza. Estos proyectos para que sean ilustrativos y se vea que los resultados se puedan obtener en un tiempo más o menos corto, tiene que ser en aquellos sitios donde hay cualitativamente una buena información y donde hay una contraparte. Esto es la posibilidad de tener una buena interlocución con gente con niveles de competencia muy altos en estos temas para lograr tener un producto ilustrativo y que invite a otras provincias a hacer un trabajo similar.

 

Había un trabajo previo con la Universidad Nacional de Cuyo y también con las instituciones y los temas como el tema sísmico definitivamente es un tema que no es nuevo, por el contrario es un tema que se ha venido afrontando desde hace muchos años y del que existe ya una experiencia. No quiere decir que no se puedan hacer estos proyectos en sitios donde no ha habido avances porque parece un poco paradójico que se haga donde más avances hay pero justamente es porque se dan pasos adelante que no se habían hecho antes en la provincia. Además, se aprovecha para buscar,  ilustrar y dar la posibilidad de replicar cosas similares en otras provincias del país.

 

¿Este emprendimiento qué importancia tiene para las políticas públicas?

 

Es muy importante porque desde el punto de vista de los planes de ordenamiento territorial, la planificación, la valoración también de los activos que tiene la provincia de los efectos que pueden llegar a tener en el caso de un evento mayor como ya ha pasado en Mendoza y las generaciones que los han vivido ya lo tienen a flor de piel a esos tipos de eventos. Pero eso no significa que eso no pueda volver a ocurrir. Ni tampoco podemos decir que la provincia está blindada frente a ese tipo de fenómenos y por eso justamente la prevención, la gestión del riesgo puede adelantarse, visualizarse. Poner la ciencia al servicio de la toma de decisiones, todo el tema que tiene que ver con la sismo-resistencia, con el ordenamiento territorial, la planificación física, incluso los preparativos, la preparación para emergencias, los planes de recuperación. Todas esas cosas se pueden hacer en la medida en que se tengan estudios confiables y apropiados que permitan tener escenarios y situaciones que se puedan vislumbrar con anticipación, con el ánimo de reducir ese riesgo, de cambiar ese riesgo esperando de que no se presenten los eventos y que más bien se puedan hacer todas las actividades preventivas que logren reducir en un futuro una situación difícil causada por este tipo de fenómenos.