97% de desastres de alta ocurrencia están relacionados con fenómenos hidrometeorológicos y climáticos revela nuevo informe ONU

banner-nota-16-mayo

El Informe señala que los eventos hidrometeorológicos y climáticos generaron la mayoría de las personas fallecidas y afectadas, así como viviendas dañadas

El segundo Informe sobre el Impacto de los desastres en América Latina y el Caribe editado por la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR) y la Corporación OSSO analiza 24 años (1990 al 2013) de tendencias y estadísticas sobre desastres en 22 países de la región

CIUDAD DE PANAMÁ, Panamá, miércoles 11 de de mayo de 2016 – Los eventos hidrometeorológicos y climáticos generaron gran parte de las pérdidas y daños tanto en las manifestaciones intensivas (de baja ocurrencia y gran impacto) como en las extensivas (de alta ocurrencia e impacto menor) del riesgo, entre 1990 al 2013.

Así revela el segundo Informe sobre el Impacto de los desastres en América Latina y el Caribe – Tendencias y estadísticas para 22 países entre 1990 y 2013, añadiendo que 97% de los desastres extensivos están vinculados con los fenómenos hidrometeorológicos y climáticos.

El documento reitera los hallazgos del primer informe (1990-2011) que enfatiza los daños y pérdida de vidas humanas causados por los llamados desastres extensivos o de menor escala y aporta principalmente una comparación regional y por país de las pérdidas acumuladas por desastres del tipo extensivos y los intensivos a partir del análisis de múltiples registros históricos de cada país y registros de unidades político – administrativas locales, comúnmente conocidas como municipios.

Ricardo Mena, Jefe de la Oficina Regional para las Américas de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR), expresó que “los resultados de este informe reiteran la tesis de UNISDR en cuanto a que la cifra de personas afectadas así como las pérdidas por viviendas destruidas y dañadas a causa de desastres, está creciendo y se está expandiendo geográficamente a consecuencia, en gran parte, de eventos de tipo hidrometeorológico y climático tales como huracanes, lluvias, sequías, etc.”

“Este Informe es una aportación clave hacia el desarrollo sostenible de la región pues contribuye a evaluar, registrar, compartir y comunicar de manera sistemática las pérdidas causadas por desastres y se enmarca en la primera prioridad del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030, que apunta a comprender el riesgo de desastres para así generar conocimientos en todas las dimensiones que conforman los riesgos, incluidas las amenazas y vulnerabilidades tanto a nivel nacional como local” agregó el Sr. Mena.
El informe evaluó la influencia de fenómenos hidrometeorológicos, climáticos y geológicos en los dos tipos de manifestaciones. En el caso de las manifestaciones intensivas, el 61% de los registros del periodo 1990-2013 fueron desencadenados por fenómenos hidrometeorológicos y climáticos mientras el 39% restante fue por fenómenos geológicos. En el caso de las manifestaciones extensivas el 97% de los registros estuvieron relacionados con eventos hidrometeorológicos y climáticos, así como el 80% de las pérdidas y daños en todas las variables: el 97% de las personas fallecidas, el 96% de personas afectadas (110 millones), el 82% de viviendas destruidas y el 96% de las viviendas dañadas (5,3 millones).

Gracias a una metodología que sistematizó los datos agrupándolos en cuatro variables básicas (pérdida de vidas, personas afectadas, viviendas destruidas y viviendas dañadas) el Informe explica que durante el periodo 1990-2013, los eventos hidrometeorológicos generaron gran parte de las pérdidas y daños tanto en las manifestaciones intensivas del riesgo como las extensivas.
Todos los países analizados cuentan con bases de datos nacionales con resolución local sobre tipos de pérdidas y daños sobre la vida humana, los bienes, infraestructura y servicios. De esta manera, los gobernantes, tomadores de decisiones y planificadores disponen de información valiosa sobre la manifestación de pequeños riesgos que se constituyen en una especie de alerta temprana frente a riesgos mayores.

Asimismo, el Informe estima que manifestaciones extensivas del riesgo por fenómenos hidrometeorológicos y climáticos están creciendo temporal y geográficamente en los países analizados, especialmente en las cantidades anuales de personas afectadas y viviendas dañadas. Además esto también se refleja en la expansión geográfica de los riesgos, donde la tendencia es creciente, lo cual se evidencia en que la cantidad de unidades locales afectadas casi se duplica particularmente a partir del periodo 2005-2013.
En adición, el Informe se inscribe al Marco de Sendai al ofrecer una primera mirada regional con indicadores sobre el impacto de los desastres en los países con una resolución local de municipio o equivalente. Una de las prioridades del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de desastres 2015-2030 se refiere a comprender mejor el riesgo de desastre, lo que generar conocimientos en todas las dimensiones que conforman los riesgos incluidas las amenazas, exposición, vulnerabilidades y capacidades existentes. A nivel nacional y local esta prioridad incluye evaluar, registrar, compartir y comunicar de manera sistemática las pérdidas causadas por desastres

El segundo Informe sobre el Impacto de los desastres en América Latina y el Caribe – Tendencias y estadísticas para 22 países entre 1990 y 2013, es una iniciativa conjunta entre la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR) a través de su Oficina Regional para las Américas y de la Corporación OSSO, ONG colombiana para las ciencias de la tierra y la prevención de los desastres, cuya principal actividad es el apoyo del grupo de investigación Observatorio Sismológico del Suroccidente (OSSO). Esta iniciativa contó con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).
El segundo Informe sobre el Impacto de los desastres en América Latina y el Caribe – Tendencias y estadísticas para 22 países entre 1990 y 2013, está disponible en su versión digital a través de:

UNISDR Las Américas

Fuente: eird.org